Letra G Inicio Contacto  
 

 

 

 

George Lucas

Creador de "La guerra de las galaxias"

 

 

 

George Lucas nació el 14 de mayo de 1944 en la ciudad californiana de Modesto (Estados Unidos), a unos 100 kilómetros de San Francisco. Fue el único hijo varón de los que tuvo el humilde propietario de una tienda que vendía material de oficina y que aspiraba a que su hijo heredase el pequeño negocio. Pero los intereses de George iban por otro camino. En su adolescencia soñaba con ser piloto de carreras de Fórmula-1, pero un grave accidente de coche que sufrió cuando tenía veinte años le obligó a una larguísima convalecencia en la que tuvo mucho tiempo para leer y pensar. Como tenía mano para el dibujo decidió ser ilustrador, pero, cuando estudiaba Ciencias Sociales en el Modesto Junior College, conoció al director de fotografía Haskell Wexler, que le animó a matricularse en la Escuela de Cine de la Universidad del Sur de California (USC). Se trasladó a Los Ángeles y allí fue donde Lucas rodó sus primeros cortometrajes, entre ellos uno de ciencia ficción que, en el año 1968, obtuvo el primer premio en el National Student Film Festival. A la salida de clase, George se iba a tomar un batido con sus amigos Steven Spielberg, Brian de Palma o Martin Scorsese para discutir durante horas qué tipo de cine querían hacer.

 

"THX-1138", debut cinematográfico sin éxito

 

Después de graduarse, trabajó como ayudante de dirección en "Llueve sobre mi corazón", de Francis Ford Coppola, amigo y compañero de estudios. Sobre esta película, Lucas, que en 1969 contrajo matrimonio con la montadora de cine Marcia Griffith, rodó un documental de 40 minutos. Instalado en la localidad de Marin County (de nuevo cerca de San Francisco) filmó en 1970 su primer largometraje. Lo tituló "THX-1138" y fue una versión más larga del corto que le premiaron siendo estudiante. Su debut en el cine no tuvo una buena aceptación comercial, pero sí una excelente crítica.

 

Emprendedor, perseverante y con el claro objetivo de tener control sobre su trabajo, Lucas formó en 1971 su propia productora: la Lucasfilm Limited, que estableció en San Rafael (California). Con ella produjo y dirigió "American Graffitti" (1973), cuyo guión había escrito en colaboración con Willard Huyck y Gloria Katz. Aquella película con leves toques autobiográficos, protagonizada por Richard Dreyfuss y con una banda sonora de clásicos del rock and roll de los años 60, fue su primer gran éxito comercial y de crítica. Ganó el Globo de Oro, el premio New York Film Critics y el de la National Society of Film Critics. Obtuvo, además, cinco nominaciones para los Oscar. Pero... lo mejor estaba por llegar.

 

Saga galáctica e inventor del merchandising

 

La consagración de este cineasta prometedor se dio en forma de una saga de temática futurista, proyectada y escrita por él mismo. Pero no fue fácil. Después de hablar con mucha gente y ver que los grandes estudios le cerraban las puertas porque no veían la parte comercial de su aventura interplanetaria, la Twentieth Century Fox decidió apostar por "La guerra de las galaxias". Lucas dirigió la primera parte de una serie tan amplia que pensó para nueve entregas. Protagonizada por Mark Hamill, Carrie Fisher y Harrison Ford. Lucas tardó cuatro años en acabar esta película que supuso un cataclismo en el mundo de los efectos especiales y la producción. Se convirtió en la película más taquillera de la historia y ganó siete Oscar. Supuso, además, el inicio de un nuevo concepto de cine. El negocio no estaba solo en la espectacular historia que contaba la gran pantalla, sino en todo el negocio colateral que generaba: el merchandising. Alrededor de la película surgieron todo tipo de objetos (desde muñecos a videojuegos pasando por tazas o pins) que millones de fans compraban con entusiasmo y afán coleccionista. Por no hablar, de los contratos millonarios con empresas de refrescos o alimentación.

 

Único beneficiario del merchandising

 

Con los años, se ha comprobado que los beneficios de esas ventas -que fueron íntegramente a para a las manos de Lucas- superaron a los generados por los visionados de "La guerra de las galaxias" y sus posteriores secuelas. Fueron dos. En ellas, Lucas fue guionista y productor, pero no director: "El imperio contrataca" (1980), dirigida por Irvin Kershner, y "El retorno del Jedi" (1983), realizada por Richard Marquand. Sí repitieron los tres actores protagonistas de la primera.

 

Multimillonario prácticamente de la noche al día, Lucas creó su propio imperio cinematográfico dedicándose de lleno a la producción y elaboración de guiones, y especializándose en grandes superproducciones del cine de aventuras. Así fue como vio la luz otra de las sagas más famosas de la historia del séptimo arte: las aventuras de Indiana Jones. En 1981, Lucas ofreció a Steven Spielberg la dirección de "En busca del arca perdida", película que narraba las peripecias de un particularísimo antropólogo y que supuso uno de los grandes éxitos comerciales de todos los tiempos. Hollywood también la premió con cinco Oscar. Lucas, productor ejecutivo y guionista de la segunda parte, "Indiana Jones y el templo maldito" (1985), fue solo productor de la tercera "Indiana Jones y la última cruzada" (1989) donde intervenía el veterano actor Sean Connery en el papel de padre de Indiana.

 

 

 

 

Sus hijos adoptivos, lo más importante

Aunque convertido en uno de los hombres más poderosos de la industria cinematográfica, Lucas había descubierto que el cine no era lo más importante en la vida. "Cuando mi hija mayor tenía 10 horas de vida  y la cogí por primera vez, tuve una sensación tan intensa que nunca la olvidaré. Fue como si un rayo de luz me golpeara en la cabeza. Tuve de pronto una experiencia espiritual que jamás había sentido antes. Simplemente con mirar aquel bebé diminuto, con abrazarlo... Desde ese momento, la niña se convirtió en mi mayor prioridad en la vida. Hasta entonces lo que más me gustaba eran las películas. A partir de ese momento, pasaron a un segundo plano. Ahora el lado protector complementa al dominante", aseguraba en una entrevista en la que se refería a su hija mayor Amanda, a la que adoptó en 1983 y cuya custodia mantuvo cuando, al poco tiempo, se divorció de su esposa.

 

Una larga relación con Linda Ronstadt

Tras ese descalabro conyugal, Lucas vivió una relación amorosa de varios años con la cantante Linda Ronstadt, pero no volvió a casarse. Sí repitió la experiencia de la paternidad y adoptó, como soltero, dos hijos más: Kate (nacida en 1988) y Jet (que vino al mundo en 1993). "Los hijos lo son todo en la vida. Ya en pleno proceso de divorcio decidí que ocuparme de los chicos era lo más importante que podía hacer. Tienes que estar dispuesto a ello, pero no hay nada que produzca mayor satisfacción espiritual", dice este hombre que se define como un romántico.

 

Devoto padre de familia numerosa monoparental, Lucas, que posee un rancho llamado "Skywalker", ha sido productor de películas tan diversas como "Kagemusha", del director japonés Akira Kurosawa -uno de sus directores más admirados junto con Orson Welles y George Gershwin-, o "Mishima", de Paul Schrader. "Howard, un nuevo héroe" (1986), comedia inspirada en un famoso cómic norteamericano protagonizado por un pato extraterrestre, fue uno de sus pocos fraasos, pero funcionaron bien "Willow", que escribió y produjo, y "Tucker", dirigida por Coppola y coproducida por ambos. Sin embargo no sería hasta 1993, con "Parque jurásico", cuando Lucas repetiría éxito de pantalla y merchandising. Los dinosaurios trajeron dos nuevas secuelas y más dinero a sus ya repletas arcas.

 

A mediados de la década de los 90 este hombre sencillo que suele vestir con vaqueros, camisas de cuadros y deportivas, escribió y preparó el rodaje de una nueva trilogía de "La guerra de las galaxias".

 

500 millones de espectadores en todo el mundo

 

Así, después de tres largos años de trabajo, en 1999 se estrenó "Star War. Episodio I. La amenaza fantasma", con Liam Neeson, Ewan McGregor y Natalie Portman como protagonistas. Esta película que costó solo 10 millones de dólares y resucitó el universo galáctico creado en 1977, fue vista por unos 500 millones de espectadores en todo el mundo. En 2002, salió el segundo capítulo, "Star War. Episodio II. El ataque de los clones", rodada totalmente en tecnología digital y también escrita, dirigida y producida por Lucas, al igual que la tercera entrega: "Star War. Episodio III. La venganza de los Sith", cuyo estreno tuvo lugar en el 58 Festival de Cannes el 19 de mayo de 2005.

 

En enero de 2012, Lucas anunció su retiro de la producción a gran escala de películas taquilleras y que enfocara su carrera en las características más pequeñas, con un presupuesto independiente. En junio se anunció que la productora Kathleen Kennedy, una colaboradora a largo plazo con Spielberg y el productor de las películas de Indiana Jones, había sido nombrada co-presidenta de Lucasfilm. Se informó que Kennedy iba a trabajar al lado de Lucas, que se mantendría como el director ejecutivo y ella serviría como co-presidenta durante al menos un año, después de lo cual ella le sucedería como líder en solitario de la compañía.

El 30 de octubre de 2012, Lucas vendió Lucasfilm por 4050 millones de dólares a Disney12​ y confirmó que habría una tercera trilogía de Star Wars que comenzaría en 2015 y estaría formada por los episodios VII, VIII y IX.

 

 

 
 

 

Copyright©2019 GloriaCP.

Todos los derechos reservados. Prohibida cualquier reproducción.